Luego de que una mujer queda embarazada, comienza a notar todo tipo de cambios en su cuerpo y no todo se centra en el crecimiento de la barriga. Hay cambios en las caderas, articulaciones, músculos, etc… todo se prepara para él bebe que viene.

Los cambios provocan muchas molestias para la futura mamá, y la fisioterapia para embarazadas puede llegar a ser muy útil, con esto se pueden minimizar algunos dolores que son comunes en el proceso, la mujer se preparará de mejor forma para el parto, los cambios en su cuerpo tendrán una especie de compensación.

Fisioterapia en el embarazo

Es bueno informarse, para ello se pueden leer fisioterapia en el embarazo artículos, de esta forma conocer más sobre todos los beneficios que te ofrece la fisioterapia para embarazadas, a continuación, te vamos a mencionar algunos de ellos:

Gracias a la relaxina (hormona), se tiene un ensanchamiento de las caderas, esto para darle mayor espacio al bebe en el parto. Esto sin duda provoca dolor y molestias al subir escaleras, hacer separación de las piernas, etc…

Se puede llevar a cabo la fisioterapia prenatal, para ello hay varias técnicas suaves como la manipulación de las articulaciones; y hay otras opciones más avanzadas como la electroterapia en el embarazo, todo junto ayuda a tener una disminución considerable del dolor; se pueden dar algunos masajes suaves que ayudan contra los músculos tensos, y también a mantener los abdominales a tono, de esta forma se evita la hipermovilidad de la cintura en el área de la pelvis.

Fisioterapia en embarazadas contraindicaciones

En la fisioterapia para embarazadas, no se conoce mayor cantidad de contraindicaciones, debido a que, son ejercicios suaves y tranquilos, sin embargo, el fisioterapeuta puede hacer un análisis de las necesidades de cada mujer, y todas serán diferentes, asi que las contraindicaciones quedarían sujetas a esto.