Tras el inicio del siglo XXI, los avances referentes a los cuidados médicos han permitido la creación de la neonatología, la cual es una especialización de la pediatría que concentra su campo de aplicación en los cuidados del niño durante el primer mes de su nacimiento. Inicialmente esta especialidad tenía a profesionales de la pediatría y de enfermería especializada. Sin embargo, gracias a su crecimiento dentro de la fisioterapia infantil ha surgido la fisioterapia neonatal.

Siendo bastante poco conocida, esta bifurcación tan importante de la fisioterapia cuenta con un valioso aporte a la medicina moderna, y es de hecho muy valorada por ser el medio más viable para que las familias con  un nuevo integrante puedan garantizar el cuidado y desarrollo del bebé, en especial cuando se trata de nacimientos prematuros o complicados donde el niño puede estar propenso a cualquier tipo de percance.

El campo de aplicación de la fisioterapia neonatal, las distintas técnicas, maniobras y procedimientos que este puede aplicar, así como la importancia de esta rama de la fisioterapia y otros factores, son los que vamos a condensar a continuación con el objeto de que conozcas más a profundidad esta importante especialidad.

Exactamente qué es la fisioterapia neonatal

Para complementar la idea introductoria de esta especialización de la fisioterapia, podemos hablar de la fisioterapia neonatal como una alternativa compuesta por los conocimientos del fisioterapeuta para realizar intervenciones que ayuden a erradicar cualquier problema de desarrollo relacionado con la fisioterapia respiratoria pediátrica, tono muscular, la succión y deglución, los cuales son procesos vitales que debe hacer el bebé los primeros días de nacido para poder vivir.

Así también, es posible gracias a la fisioterapia neonatal, intervenir directamente en el desarrollo de las primeras etapas del sistema motor del recién nacido, así como poder tratar las diversas patologías con las que pueda nacer el bebé prematuro o no, o cualquier lesión provocada por un proceso de parto dificultoso. De esta forma es evidente el amplio espectro que comprenden las aptitudes para las cuales puede ser útil un fisioterapeuta neonatal.

Las habilidades de un fisioterapeuta natal

Debido a lo delicado del estado de un bebé recién nacido, resulta más que evidente que el trato que este reciba debe ser totalmente delicado, así como especializado. Por eso un experto que practique la fisioterapia neonatal tiene como principales habilidades el conocimiento y trato que se le debe dar al infante, así como una capacidad para observar y comprender el estado del bebé, cosa que resulta muy útil para identificar problemas.

Yendo más allá, el fisioterapeuta neonatal es capaz de realizar distintas técnicas de estabilización en caso de que el bebé presente algún cambio de estado repentino, cosa que puede suceder especialmente en los primeros días de nacido, y que mediante intervenciones oportunas y efectivas, como las que puede hacer el fisioterapeuta, pueden ser atendidas con eficacia y sin repercusiones mayores.

Importante recurso para salvar vidas en bebés prematuros

Desde la década de los 70 se empezó a estudiar la fisioterapia pediátrica, la cual tuvo un impacto positivo en el cuidado y tratado de los bebés recién nacidos, sin embargo gracias a la creación de la fisioterapia neonatal, que centra todo sus conocimientos en los infantes, la tasa de natalidad se ha visto muy bien respaldada por la cantidad de vidas que se han podido salvar gracias a la misma.

Un caso muy destacado es el del tratamiento de los bebés nacidos tras un parto prematuro, en los cuales aplicando los tratamientos fisioterapéuticos, se reduce el riesgo de problemas motores y relacionados con el sistema respiratorio a los cuales son especialmente propensos los niños que nacen de esta manera debido a que los pulmones no estaban preparados para trabajar aún, de igual forma es ideal para prevenir problemas de osteopenia.

 Hablemos de la importancia de esta rama de la fisioterapia

Podemos partir de datos estadísticos que arrojan que la tasa de mortalidad en infantes luego de la puesta en práctica de los fisioterapeutas neonatales ha disminuido un 20 por ciento. Este dato puede ser acompañado por el hecho de que diversas malformaciones que son producto del mal cuidado del infante ya no son tan recurrentes gracias a la educación neonatal que ha promovido desde la consolidación de esta área.

Aunado a esto, gracias a la fisioterapia neonatal es posible hoy en día combatir problemas relacionados con la parálisis cerebral desde sus primeros indicios, evitando así diversos síndromes, así como malformaciones óseas y musculares de por vida que se gestan durante las primeras cuatro semanas de nacido el bebé, lo cual es sin duda una cuestión muy importante para el desarrollo saludable de todo niño.

La amplia gama de conocimientos neonatales que maneja el fisioterapeuta

Cuando se habla de la fisioterapia neonatal, quizás nos referimos a una de las áreas más complejas de la fisioterapia, si acaso no a la más compleja. Esto se debe a que no solo se concentra en tratar algún tipo de problemas en específico, sino que abarca el conocimiento no solo de todos los sistemas del cuerpo del infante, sino su funcionamiento y posibles maneras de manifestar deficiencias que puedan ser detectadas a tiempo.

Nos referimos pues a que el fisioterapeuta puede idear estrategias para tratar los problemas del niño incluso antes de que este nazca, esto se debe a que gracias a los exámenes pre-parto, estudios intrauterinos y de gestación, ya el especialista puede visualizar el panorama y en caso de existir algún problema, determinar el momento preciso en el cuál intervenir o aplicar sus tratamientos, cosa que sin duda, no es tarea nada sencilla.

Por qué y cuándo acudir al experto en fisioterapia neonatal

Normalmente en los casos en los cuales los padres requerirán de la ayuda de un fisioterapeuta neonatal, no lo determinan por sí mismo, quizás porque ni siquiera saben que esta especialidad existe, quizás porque confían más en un médico pediatra, o cualquiera sea el motivo, es de hecho el médico tratante el que les recomienda ir con un especialista en fisioterapia neonatal, ya que los médicos reconocen las aptitudes del mismo.

Sin embargo, no es necesario esperar a que el médico les dirija con el fisioterapeuta, ya que por cada día que pasa, el potencial problema puede agravar a un punto irreversible, por tal motivo siempre se recomienda asistir al fisioterapeuta neonatal en las dos primeras semanas de nacido el niño para que éste realice una evaluación completa de las condiciones del bebé y determine si necesita alguna terapia sencilla o no. Prevenir es lo mejor en estos casos.

Fisioterapia neonatal
5 (100%) 1 vote[s]